Friday, April 20, 2012

De los hombres, nuestros juguetes y los mingitorios

Ya en el restaurant entre al baño a lavarme.

Como siempre pasa cuando entro en un baño mi cuerpo sugirio amablemente hacer uso de las otras instalaciones. Estas instalaciones son muy agradables y suficientemente privadas, con lustrosas separaciones de madera entre mingitorios y la taza en un cuarto aparte. Los servicios son moderamente lujosos y comodos, como es de esperar de un restaurant de 20 dolares el plato.

Me dirigi pues a cualquiera de los dos mingitorios disponibles. Y en eso estaba, alegremente, cuando entro otro sujeto al sanitario y se dirigio presuroso al mingitorio de enseguida.

En estas situaciones los hombres tendemos a ignorarnos cortesmente, no es como que llegue otro y "Hola! Como estas?" "Bien y tu? Todo bien?" "Oh, si, aqui, tu sabes" "Claro, hombre, continua, continua, mientras te alcanzo". Chance en bares homo, pero no en restaurantes er ... normales.

El caso es que llego el sujeto y escuche el familiar zzip y se quedo inmovil ahi. Yo segui en lo que estaba, termine, guarde cuidadosamente todo en su lugar, y me dirigi a lavar mis manos. Una vez terminado esto tambien, me llamo la atencion que el sujeto todavia estaba ahi de pie, inmovil.

Me seque las manos, camine hacia la puerta y el sujeto todavia estaba ahi; por un segundo senti mientras la puerta se cerro a mis espaldas que el pobre hombre era incomodamente consciente de mi presencia. No pense mucho al respecto, excepto que hoy, por algo que no viene ni remotamente al tema, me tropece con:

http://ask.metafilter.com/11324/How-can-you-overcome-pee-shyness-in-public-urinals

Pena! A algunos les da pena orinar cuando hay alguien mas ahi!

Ya habia notado cosas extrañas antes. Por ejemplo, a veces se encuentra uno con sujetos en los baños que nada mas les falta meterse dentro de los urinales. No pueden ver nada de sus juguetes, claro. Nadie puede. Se paran cerquita del mingitorio, se inclinan hacia adelante y hacen contacto con el urinal con sus piernas abajo y sus brazos todo al rededor mientras a tientas sacan sus juguetes para poder desalojar. Notablemente los jovenes son mas propensos a esa actitud; con probabilidad por causas de presion social en las escuelas o que se yo. Pero algunos adultos lo hacen tambien.

A mi me da asco tocar los urinales. Siempre me paro a una distancia prudente y desde ahi, cuidando de no salpicar a ningun lado o a mi o los muebles alrededor, hago lo mio apuntando certeramente a mi objetivo. A veces incluso me entretengo lavando alguna basurilla que pueda haber caido ahi, o tratando de llenar una botella que alguien haya dejado ahi dentro como pasa a menudo en los bares, o intentando mojar todo por dentro de una vez para que no se resquebraje como pensaba que pasaria cuando era niño, cuando aun no alcanzaba las partes altas. O algo, algo divertido para pasar el tiempo. Si de plano todo falla pues levanto un pie para añadir un grado de dificultad... pero creo que no mucha gente hace eso...

Humm ... desvario... el caso es que no me importa que vean mis juguetes, es decir, no es como que nadie se les quede viendo o como que nadie haya visto unos nunca (y Dios sabe que un numero mas que respetable de gente los ha visto ya, sobretodo desde el asunto aquel del video de la preparatoria) --aqui hay que admitir que ... bueno .... la extraodinaria naturaleza de mis juguetes haria comprensible que alguien los mirase fijamente, y aunque claro tengo que conceder que mi opinion a este respecto puede ser ligeramente tendenciosa, de cualquier forma nunca he soprendido a nadie observandome-.

Pense pues en ofrecer algun consejo util, pero dado que nunca he tenido que darle solucion a ese problema sinceramente no pude empatizar. Lo unico que se me ocurrio decirle fue ...

Bueno, consigue unos cinco o seis amigos, se van de dia de campo, tomas una considerable cantidad de agua durante el camino y estando alla, y les pides que te observen atentamente cada vez que orines hasta que se te quite la pena, haciendolo en cada ocasion, preferentemente, con los calzones a la altura de las rodillas para mayor consciencia de la exposicion. Luego intentas lo mismo pero con chicas. Luego otra vez pero con homos, si puedes consegur homos que se presten al experimento (porque luego son muy delicados en sus maneras a veces) y que no te quieran violar durante el procedimiento (porque tambien pueden ser medio rudos). Seguramente al final del experimento vas a poder orinar en cualquier parte.

Importante sera que no tomes alcohol para realizar el ejercicio. Con los amigos se te va a olvidar que estas orinando cuando lo que tiene que pasar es que seas notoriamente consciente de ello; con las chicas, si ellas estan tomando tambien y tus juguetes son remotamente parecidos a los mios, la cosa va a terminar en otro tipo de experimentos, que no tiene nada de malo pero no es el objetivo en esta ocasion; y con los homos .... bueno mira nada mas que no sea alcohol.


Pero luego cuando lei rapidamente uno o dos de los otros consejos, definitivamente desisti. Son tan disonantes con los mios que probablemente alguien podria pensar que estoy jugando o algo.

Hum ... no esta la vida llena de coincidencias? O es solamente nuestra memoria selectiva la que hace parecer que todo es una gran jugarreta?




---

No comments: